Ricardo Salinas Pliego

Ricardo Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.
"Tenemos la obligación de imaginar un mejor futuro y después buscar la forma de llegar a él."
¿Quien es? / Familia
regresar

Benjamín Salinas Westrup y Familia

En Monterrey, en 1884, nació Benjamín Salinas Westrup, fundador de Grupo Salinas. El trabajo y los vínculos estrechos que le fueron inculcados por su familia protestante fueron la mejor escuela para su carrera. Comenzó a trabajar a los 14 años en la talabartería de su padre, Jesús María Salinas, quien, aprovechando el auge del algodón a fines del siglo XIX, se dedicaba a producir colchones y caronas para ensillar caballos.

Jesús María Salinas, al darse cuenta de que su hijo era su mejor vendedor, le dijo que fuera a trabajar a un lugar en el que tuviera un mayor ingreso. Fue así como Benjamín Salinas Westrup conoció a Jesús Montemayor, uno de los emprendedores más importantes de Monterrey en aquel tiempo, para el cual trabajó demostrando su gran talento. Al paso del tiempo, Don Jesús, notando la capacidad de Benjamín, le pide que se asocien, pero él rechazó la oferta. Firme en la idea de formar su propio negocio, Benjamín decide asociarse con su cuñado Joel Rocha Barocio.

Al principio, el negocio consistía en comprar enseres domésticos a su suegro, a su padre y a distintas casas importadoras. De Europa importaron la primera cama, adaptaron su modelo y, posteriormente en 1906 establecieron una fábrica de camas de latón. Así es como nace la empresa Benjamín Salinas y Compañía, registrada formalmente dos años después. Para 1909, las camas que fabricaban ya eran muy famosas en Nuevo León y los estados vecinos, y a varias partes de la región eran enviados embarques por ferrocarril.

Sin embargo, cinco años después, a consecuencia de la Revolución Mexicana, la fábrica tuvo que cerrar, y Benjamín y Joel decidieron transformar esa situación crítica en una oportunidad de negocio.

En los años 20, se establece la primera mueblería Salinas & Rocha en el centro de Monterrey, iniciando con ella el sistema de ventas en abonos semanales, por medio del cual se aliviaba en algo la escasez y se suplía al mismo tiempo las necesidades de la población. A finales de la década, ya había tres tiendas en la ciudad. Estos dos emprendedores entendieron antes que nadie el valor de vender prestando dinero y sin saberlo crearon la idea que hoy mueve a Elektra y a Banco Azteca.

La compañía siguió creciendo e implementando nuevas tecnologías y estrategias, aprovechando al máximo todos sus recursos hasta convertirse en una empresa que, además de muebles, ofrecía una extensa gama de productos que iban desde insecticidas hasta jabones, logrando estabilizarse y prosperar, a pesar de la situación adversa que se vivía en el país después de la revolución.