Foto RBS

Ricardo Benjamín Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.

Contador Público por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, cuenta con una Maestría en negocios por la Universidad de Tulane; sin embargo, no cree que los títulos académicos otorguen conocimiento por encima de la experiencia. Desde muy joven desarrolló su instinto empresarial en diversos negocios. Imposible es una palabra que no está en su diccionario.

Lector apasionado de la historia, sus personajes, el arte, la ciencia, la tecnología así como los negocios y finanzas, gusta de compartir sus intereses y no duda en manifestar su opinión sobre diversos temas de interés, como lo hace regularmente en su blog. Sus ideas las ha expuesto el Foro Económico Mundial de Davos, en The Young President’s Organization, The Economist Mexico Business Roundtable, el Instituto de las Américas, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, UCLA, TED, CAP, The Aspen Institute, The New York Forum, Universidad de Michigan, Universidad de Georgetown y la Escuela de Negocios de Harvard, donde usualmente trata asuntos relacionados con liderazgo, globalización, gobierno corporativo y las oportunidades en la base de la pirámide.

www.ricardosalinas.com
English Español
Entradas Recomendadas
Últimas entradas
Ver todas las entradas
Categorías

 

1,000 dólares anuales le cuesta el monopolio a tu familia

Celulares

Recientemente Iusacell fue notificada de la negativa de la Comisión Federal de Competencia (COFECO) a su petición para autorizar la inversión accionaria de Grupo Televisa en esta empresa de telecomunicaciones.

La razón de esta solicitud es que Iusacell requiere un socio fuerte como Grupo Televisa para poder competir contra el operador dominante en telecomunicaciones: el consorcio formado por Telmex y Telcel (América Móvil), que controlan el 80% y el 70% de los mercados de telecomunicaciones fija e inalámbrica, respectivamente. Iusacell sólo mantiene alrededor del 4% del mercado inalámbrico.

Desde su privatización hace más de dos décadas, el operador dominante –como ha sido denominado por la misma COFECO-- ha logrado debilitar o incluso erradicar a muchos de sus competidores, con lo que ha incrementado su poder monopólico sobre el mercado de las telecomunicaciones.

Por todo esto, y porque se confunde el mercado de telecomunicaciones con el de televisión abierta, nos extraña la decisión de COFECO: desde nuestro punto de vista, su resolución es totalmente cuestionable porque está basada en suposiciones y presunciones hipotéticas sobre el mercado de la televisión abierta, e ignora los efectos altamente nocivos de la fuerte concentración que efectivamente existe en el mercado de telecomunicaciones.

Por alguna razón que desconocemos, COFECO se olvida de los altos costos que pagamos todos los mexicanos por los servicios de telecomunicaciones en términos de sobreprecio, mala calidad y pérdida de competitividad de nuestro país en un mundo globalizado.

De hecho, COFECO admite que “en telefonía móvil, [la asociación propuesta] no origina riesgos; al contrario, una inyección de capital a Iusacell puede redundar en una competencia más vigorosa a favor de los usuarios”.

Sin embargo, COFECO asume erróneamente que la inversión de Televisa en Iusacell “puede dañar la competencia en televisión abierta y restringida”. Sin embargo, no nos explica satisfactoriamente cómo llegó a esta conclusión. Lo único que nos comenta es que esta asociación “crea nuevos y poderosos incentivos económicos para que las partes no sólo cooperen en la empresa conjunta, sino también se coludan en otros mercados. Así lo indican contundentemente tanto la teoría económica como la práctica internacional en materia de análisis de concentraciones”.

En otras palabras, COFECO reconoce explícitamente que la inversión de Televisa en Iusacell fortalecerá la competencia en el mercado de las telecomunicaciones, la única industria relevante en este caso. No obstante, considera que de acuerdo a lo que alguien leyó en sus libros de texto y lo que interpreta de la “práctica internacional”… esto podría dañar la competencia en TV. Es decir, evitan un beneficio cierto para la sociedad, gracias a una mayor competencia en telecomunicaciones, por la posibilidad bastante remota de un daño en el mercado de la televisión abierta.

Televisión abierta vs. telecomunicaciones

COFECO olvida mencionar que la industria de las telecomunicaciones tiene una importancia creciente en la economía global y en el desarrollo de las comunidades, mientras que la televisión abierta enfrenta muchas otras alternativas altamente competitivas de información y entretenimiento para la audiencia, por lo que su peso relativo en la economía ha decrecido.

En todo esto COFECO también evita mencionar que la industria de las telecomunicaciones es superior en al menos diez veces al mercado de la televisión abierta para la economía mexicana, y que la industria de las telecomunicaciones muestra un grado de concentración bastante mayor –para ver detalles sobre esto vale la pena leer el documento Fortalecimiento de la Competencia Efectiva, preparado por una de las firmas de consultoría en telecomunicaciones más reconocidas en México.

En cambio, sobre la industria de la televisión me llama la atención que en distintos foros donde he participado, e incluso en la sección de comentarios de este blog, se habla de un supuesto “duopolio de la televisión abierta” –ya en otra ocasión compartí en este espacio dos entradas con mis argumentos que refutan la existencia de esta figura inventada y difundida por quien efectivamente monopoliza el mercado de las telecomunicaciones.

Baste decir aquí que simplemente en la ciudad de México existen cinco canales de televisión abierta que nada tienen que ver con Azteca ni con Televisa; y a nivel nacional existen decenas de canales regionales. Mientras tanto, en cualquier sistema de cable convencional encontramos más de cien alternativas de televisión.

Hoy en México, el público cuenta con decenas de canales de televisión en español, pero también tenemos en inglés, francés, alemán y otros idiomas. Tenemos canales de noticias, entretenimiento, películas, cultura, deportes, etcétera. Contamos con televisión analógica y digital, en definición convencional y en alta definición, y pronto habrá televisión en tercera dimensión. México tiene una diversidad televisiva que sólo se encuentra en economías avanzadas, y que no es comparable con la pobreza de opciones en el mercado de las telecomunicaciones.

Pero si ninguno de estas opciones televisivas nos convence, no pasa nada, apagamos la televisión y encontramos mil otras alternativas de información y entretenimiento.

La dominancia del cuasi-monopolio constituido por el operador dominante en el mercado de las telecomunicaciones en México, nos afecta a todos los mexicanos y revertirla se ha convertido en un asunto de importancia estratégica para nuestro país—de acuerdo con diversos organismos internacionales.

Por ejemplo, en un estudio bastante reciente la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), nos recuerda que los mexicanos pagamos tarifas excesivas por servicios de telecomunicación absolutamente mediocres—y esto nos afecta a todos.

De acuerdo con este organismo internacional, la pérdida en el excedente del consumidor atribuible a las deficiencias de la industria de telecomunicaciones representa un total de US$129 mil millones entre 2005 y 2009, equivalente al 2% del PIB nacional al año. Con base en estas cifras, ¡cada familia perdió el equivalente a US$5,160 en esos cinco años! Este monopolio nos cuesta a los mexicanos más de US$1,000 dólares anuales por familia en tarifas excesivas, pérdida de competitividad y baja calidad en los servicios, como podemos ver en un resumen de este estudio.

Por todas estas razones, en nuestra opinión, la resolución de COFECO no es razonable y vamos a buscar que sea revertida. Seguiremos luchando por tener un jugador fuerte que compita efectivamente contra el operador dominante.

Los comisionados que no votaron a favor de esta absurda resolución nos recuerdan que “la concentración notificada podría lograr una mayor eficiencia en el funcionamiento del mercado de los servicios de telefonía móvil, lo que incidiría favorablemente en el proceso de competencia y libre concurrencia, en tanto que los posibles efectos contrarios a dicho proceso en otros mercados pudieron haber sido corregidos o prevenidos mediante condiciones impuestas por esta autoridad”. Si está tan claro, ¿porqué no actuar ahora? A las familias mexicanas les cuesta muy caro el monopolio en telecomunicaciones.

Entradas Relacionadas
Comentarios [7]
Comentar

Comentando en el Blog: 1,000 dólares anuales le cuesta el monopolio a tu familia

Mostrar/Ocultar reglas para comentar

¿Estás de acuerdo con las reglas de publicación?

Nombre  
Dirección de Correo Electrónico  
Ubicación  
Su comentario  

30.septiembre.12
Erick del Valle, Zapopan:

Creo que Iusacel tiene un enorme potencial para ser una de las mejores empresas celulares en América Latina. Lo apoyo en su lucha contra el monopolio de la telecomunicaciones.

23.mayo.12
Emmanuel Alejandro, Oaxaca:

Lic. Baeza, cambie de Compañia Televisiva va a ver que le va a salir mas barato y con tv azteca. La COFECO no esta cumpliendo con su trabajo, eso es claro con este tipo de decisiones, nos quieren decir que los "changos" que ahi trabajan en realidad son unos ignorantes o peor aun se venden al mejor postor lejos de hacer su chamba. Recordemos que hace algunos años IUSACELL era un mounstruo en comunicacion inalambrica, inovando en sus equipos pero las tarifas eran caras; La sociedad se quedo con esa imagen de que IUSACELL es solo para gente rica, apoco alguien ha visto que iusacell venda telefonos de $ 300.00? NO! la manera de destruir a TELCEL es realizando promociones mas atractivas, como lo hacen ahora UNEFON(que es de Grup.Salinas) y MOVISTAR, asi como Telcel gano el mercado asi tambien se le puede ganar. Por que Slim soborna y tambien se esta haciendo mas fuerte con DISH. Y nosotros no tenemos otra alternativa Barata. Desearia mas empresas, mas empleos, mas economia, MAS COMPETENCIA A FAVOR DE MEXICO.

20.febrero.12
Tezcatlipoca, Ciudad de México:

Azteca tiene el derecho de cobrar por sus canales que vende a las cableras como lo hace Televisa, es parte de la competencia y de las alternativas que la empresa pone a disposición del consumidor. También uno debe exigir a los proveedores de cable, como consumidor y cliente, un mejor servicio porque ellos son los que obtienen ganancias llevando la señal hasta su casa. Mi comentario va dirigido al LIC. BAEZA

18.febrero.12
Lic. Baeza, Estado de México:

Lic. Salinas, entiendo su postura, le pido no sea usted igual que el Sr. Slim, que la avaricia no nuble su visión, actualmente no podemos ver TV Azteca por cable pues ustedes buscan cobrar por su señal la cual es gratuita si uno sintoniza la misma con una antena aerea, por favor no busquen mas ganancias a costa del servicio de cable, no nos prive la posibilidad de disfrutar la programación de TV Azteca, de hecho yo creo que sus patrocinadores no deben estar muy contentos pues ahora llegan a menos personas, con decirle que estoy viendo el futbol por ESPN, no hay que ser, por favor, reconsideren su postura. le felicito por su gran visión y le mando un fuerte abrazo.

18.febrero.12
JOSE ANTONIO VÉLEZ, Jalapa., Ver.:

Sobre el tema de su interés, se me paso decirle que también, mucho colaboran nuestros brillantes legisladores, que elaboran leyes tarde y mal, además de incompletas, ya sabe, para que quede a la interpretación. Gracias.

17.febrero.12
Beatriz Maldonado, Promo Espacio:

Me parece que siempre es importante ofrecer diferentes opciones al consumidor para que tenga la posibilidad de elegir lo que mas le convenga de acuerdo a sus necesidades de comunicación, pero por otra parte creo que es de suma importancia empezar a educar a la población sobre el uso racional e inteligente de los servicios telefónicos, ya que muchos consumidores utilizan de manera banal y excesiva estos recursos, lo cual encarece los servicios y refuerza el alza de precios pues este tipo de prácticas demuestran que el consumidor es capaz de pagar un alto precio, sin importar la buena o mala calidad que le ofrezcan.

17.febrero.12
Alejandro Ramirez, T2 P2:

Estoy de acuerdo con el comentario del blog con respecto a la falta de mayo competencia en telecomunicaciones en Mexico, y mas grave aun que es el mismo gobierno el que bloquea cualquier intento de cualquier compañia por entrar en el mercado mexicano, viendo que la empresa dominante pone sus condiciones en detrimento de la poblacion en general. Se que en otros paises hacer una llamada celular dentro del mismo pais a cualquier ciudad tiene una unica tarifa nacional no como sucede aqui en Mexico que si se llama a un celular en "larga distancia" el cobro es un asalto. Falta competencia y no solo en telecomunicaciones, en generacion electrica, en extraccion de combustibles. Las redes electricas de Mexico son pesimas. Aqui se han creado monopolios en torno a renglones economicos vitales, y todo patrocinado por el mismo gobierno, que han generado grandes mafias en torno a ellos. Como la del competidor dominante del que habla este blog.

CERRAR

Enviar