Foto RBS

Ricardo Benjamín Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.

Contador Público por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, cuenta con una Maestría en negocios por la Universidad de Tulane; sin embargo, no cree que los títulos académicos otorguen conocimiento por encima de la experiencia. Desde muy joven desarrolló su instinto empresarial en diversos negocios. Imposible es una palabra que no está en su diccionario.

Lector apasionado de la historia, sus personajes, el arte, la ciencia, la tecnología así como los negocios y finanzas, gusta de compartir sus intereses y no duda en manifestar su opinión sobre diversos temas de interés, como lo hace regularmente en su blog. Sus ideas las ha expuesto el Foro Económico Mundial de Davos, en The Young President’s Organization, The Economist Mexico Business Roundtable, el Instituto de las Américas, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, UCLA, TED, CAP, The Aspen Institute, The New York Forum, Universidad de Michigan, Universidad de Georgetown y la Escuela de Negocios de Harvard, donde usualmente trata asuntos relacionados con liderazgo, globalización, gobierno corporativo y las oportunidades en la base de la pirámide.

www.ricardosalinas.com
English Español
Entradas Recomendadas
Últimas entradas
Ver todas las entradas
Categorías

 

Los nuevos “iluminados”

Los-nuevos iluminados

Comparto en este espacio mi artículo publicado recientemente en el diario El Financiero.

En noviembre, me llamó la atención una nota sobre las recomendaciones de algunos “expertos” de la Federación Internacional contra la Diabetes. Ellos proponen a los líderes del G20 establecer impuestos al consumo de azúcar para “salvar vidas”.

No podemos negar que la diabetes es una enfermedad terrible y sumamente costosa, que requiere especial atención de las autoridades de salud en todo el mundo. No obstante, es absurdo pensar que  establecer impuestos a todo lo que un burócrata considera como “malo” nos lleve a resolver los problemas cada vez más complejos que enfrenta nuestra sociedad.

A fin de cuentas, un impuesto es una forma de expropiación de un recurso ajeno para depositarse en las arcas “públicas”, donde el dinero se gasta en miles de proyectos “sociales” que en muchos casos ofrecen resultados muy pobres —sin hablar  del alto grado de corrupción que padecemos en América Latina.

En nuestro país la tendencia a incrementar y establecer cada vez más impuestos genera más informalidad, impago, fricciones e ineficiencias en un sistema económico que se vuelve cada vez más esclerótico e incapaz de competir en una economía globalizada.

Sólo por dar un ejemplo, vi en una portada reciente del periódico El Economista una gráfica elaborada con datos de PWC y el Banco Mundial donde se muestra que la tasa de impuestos totales en México (51.7%) es más alta que el promedio de los países de la OCDE (41.5%), el G-20 (50.2%), la APEC (36.5%) y América del Norte (38.9%).

Por otro lado, los recursos obtenidos por los impuestos como los que aplican hoy a las bebidas azucaradas, el tabaco o el alcohol en nuestro país, rara vez se utilizan para atenuar los daños causados por el consumo gravado. El dinero obtenido simplemente se gasta sin ninguna consideración sobre el comportamiento que en teoría justificó el impuesto.

Finalmente, el llamado “Estado Nana”, al cual dedicaré una entrada en este espacio, ve en cada ciudadano un niño incapaz de tomar sus propias decisiones. Esta creencia peligrosa y absurda llevada al extremo sólo conduce a la dictadura.

En contraste, una política que realmente vea por el bien público sería brindarle al ciudadano información oportuna de calidad para que tome sus propias decisiones de manera responsable. De otra forma, ¿cuál es el beneficio de la sociedad de la información en la que vivimos actualmente? No me parece muy democrático que los “representantes” le impongan conductas a los “representados” cuando son perfectamente capaces de tomar sus propias decisiones si tienen la información adecuada.

En pleno Siglo XXI, los desafíos a la libertad provienen de lugares insospechados: hoy la tecnocracia, que puede llegar a ser una forma de dictadura, en muchos casos ha llegado muy lejos con sus llamadas “políticas públicas”. Éstas se han convertido en una especie de religión que pretende controlar el comportamiento de millones de personas en sociedades que supuestamente valoran su libertad.

De hecho, muchas veces estas “políticas públicas” son en realidad la forma de hacer política de unos cuantos tecnócratas “iluminados”, muchos de ellos fanáticos, que en el fondo sólo buscan un beneficio personal. Estos nuevos “sacerdotes del templo”, que se asumen como poseedores únicos de la verdad, son eventualmente los mayores beneficiarios de las políticas que propusieron previamente, al convertirse en asesores o funcionarios de los organismos gubernamentales encargados de implementarlas.

Finalmente me pregunto: si en esta visión burocrática del mundo se debe gravar lo que es “malo”, ¿por qué se cobran impuestos a la nómina, a la inversión y a las ganancias que se obtienen de actividades económicas que generan riqueza para todos? En el templo de la tecnocracia algún “iluminado” nos revelará este misterio.

Entradas Relacionadas:

Comentarios [10]
Comentar

Comentando en el Blog: Los nuevos “iluminados”

Mostrar/Ocultar reglas para comentar

¿Estás de acuerdo con las reglas de publicación?

Nombre  
Dirección de Correo Electrónico  
Ubicación  
Su comentario  

30.enero.16
MARCOS JOB, mazatlan:

Como diría el peje, gobierno rico pueblo pobre. Estoy seguro que tan solo Sinaloa sería el estado más rico del mundo y México el país mas rico. Es una lástima no tener calidad de vida y económica como en otros países, que se refleja en el salariod por tu trabajo. Y lo peor, que tienes que ahorrar durante 6 meses para juntar 6,000 pesos para la fiesta de tu hija porque tu salario no te da para más. Saludos.

28.enero.16
Norberto Linares, Guadalajara, Jalisco:

Está totalmente en lo cierto señor Salinas. Precisamente ayer estaba leyendo una nota en el periódico sobre un estudio del Colegio de México, que confirma que el impuesto a los refrescos sólo perjudicó a los más pobres, pero no redujo el consumo. El verdadero efecto de esta medida que tomaron algunos "iluminados" en nuestro país fue que el poder de compra de los hogares disminuyó, en particular entre los de menores ingresos. Pero hasta el momento no he escuchado a ninguno de esos burócratas responder al respecto o por lo menos aclarar qué se ha hecho con lo recaudado por esta imposición. ¿Hasta cuándo seguiremos padeciendo sus arbitrariedades? Felicidades por sus opiniones tan certeras.

27.enero.16
Carlos Antonio Díaz Alonso, México:

Totalmente de acuerdo. Falta de ESCRÚPULOS por parte de autoridades gubernamentales que arrastran una serie de consecuencias. La base de una gran pirámide de corrupción y atropellos, iniciando por FUNCIONARIOS CORRUPTOS, le ponen la muestra al pueblo.

21.enero.16
ICGR, TIJUANA:

Totalmente de acuerdo con usted señor Salinas y creo que todo humano que tenga sentido común estará de acuerdo, el problema es que en esta sociedad los iluminados solos velan por sus intereses. Este tipo de propuestas sólo son para darles atole con el dedo a las personas y decir que se precupan por ellas, cuando la realidad es que no es así. Es lamentable ver hacia dónde los llamados iluminados han llevado al mundo (lo más importante es el dinero), no importando quién come y quién no come. Pero algún día (tal vez no lo lleguemos a ver nosotros) las ideas de Nikola Tesla se harán realidad. Cada vez somos más.

20.enero.16
yoyita, Cancun Quintana Roo:

Estoy de acuerdo con usted Don Ricardo. La verdad, a la burocracia no le importa nada, ni si quiera la salud. Ponen excusas para aumentar los impuestos sin contar los inumerables problemas que hay en educación, pobreza, trabajo, etc. Y a todo esto me pongo a pensar: ¿algún día habrá un golpe de estado ante esta problemática?

19.enero.16
Carlos Alvarez, Tampico:

Don Ricardo, lo saludo como siempre desde el sur de Tamaulipas. Muy acertados sus comentarios. Yo creo más que nada que hay revisar la historia de México, sus gobiernos siempre han sido y serán muy paternalistas con la finalidad de obtener votos. Estos se consiguen a través de políticas mercenarias en donde se lucra con el hambre del pueblo y la salud del mismo. Esto conlleva un estado de desesperación de los mexicanos, en donde lo primordial se ha vuelto tener la panza llena y la salud, no hay más. Somos el 70% de pobres y ante eso el gobierno teje sus redes para atrapar el voto, que es lo que les importa. Ganas y te lleva al poder y el poder lo es todo en este país lleno de corrupción. A veces pienso que el mismo gobierno quiere el hambre y la enfermedad para la población para hacerse necesario y lucrar con las necesidades prioritarias. Saludos.

19.enero.16
Omar Morales, Toluca Estado de Mexico:

Comparto sus comentarios Don Ricardo. La verdad tenemos un gobierno que no nos merecemos, porque me queda claro que pagar impuestos es bueno pero siempre y cuando se destinen a brindar los servicios para mejorar la calidad de vida de todos, pero lamentablemente como lo indica esos recursos sólo benefician a un grupo selecto de personas. Le voy a contar lo que pasa en mi pueblo, acá al sur de Toluca. EPN el año pasado le quitó la protección al Nevado de Toluca como Zona protegida, fue por decreto. Gente de mi pueblo y pueblos aledaños han estado peleando para que se vuelva a categorizar como zona protegida, y si no se protege esta zona nuevamente ¿a quién va a beneficiar esto? Claro, a un selecto grupo de personas y a los demás sólo nos pondrán una cuota por entrar en una zona donde en estos momentos es libre. Un claro ejemplo de esto es el agua, mi comunidad y otras tantas, incluso Toluca y el DF, se benefician de los mantos acuíferos que escurren de la zona boscosa del nevado, pero con tristeza veo que en unos años más el grupo selecto de personas que se beneficiarán con este tipo de políticas autoritarias serán los dueños de estas tierras tan bellas. En fin, si por casualidad lee mi comentario lo invito a ayudarnos a buscar firmas para la "NO RECATEGORIZACIÓN DEL NEVADO DE TOLUCA". Gracias y lo felicito por su blog.

18.enero.16
JÉSSICA CHÁVEZ, Cancún, Q.Roo:

Sí, efectivamente, un Estado que se ha convertido en SU PROPIA carga, que no es capaz de responder a las demandas de su población y que por ello es cada vez más recaudador y menos benefactor. Ello me recuerda la tesis del actual Presidente de México sobre el Estado eficaz, desde 2012 cuando asumió el poder nada más ineficaz que el Gobierno recaudador e impositivo de Peña con un insultante gasto corriente, poco gasto social y cero transparencia.

18.enero.16
Mariana, Edo de Mexico:

Hola. Muy atinados sus comentarios y reflexiones. Yo tampoco estoy de acuerdo con un estado "nana" que nos diga qué sí hacer y qué no hacer, quitándonos el derecho de toma de decisiones. Quizá mejor deberían incentivar capacidades de razonamiento y promoción de documentación para que cada persona tome las decisiones con una visión más general y no sólo en forma tendenciosa, algo que las nuevas generaciones no toman mucho en consideración.

16.enero.16
abigail, loma bonita:

No está nada bien que el gobierno nos imposibilite a tomar nuestras propias decisiones sobre lo que es bueno o malo para nosotros.

CERRAR

Enviar