Foto RBS

Ricardo Benjamín Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.

Contador Público por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, cuenta con una Maestría en negocios por la Universidad de Tulane; sin embargo, no cree que los títulos académicos otorguen conocimiento por encima de la experiencia. Desde muy joven desarrolló su instinto empresarial en diversos negocios. Imposible es una palabra que no está en su diccionario.

Lector apasionado de la historia, sus personajes, el arte, la ciencia, la tecnología así como los negocios y finanzas, gusta de compartir sus intereses y no duda en manifestar su opinión sobre diversos temas de interés, como lo hace regularmente en su blog. Sus ideas las ha expuesto el Foro Económico Mundial de Davos, en The Young President’s Organization, The Economist Mexico Business Roundtable, el Instituto de las Américas, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos, UCLA, TED, CAP, The Aspen Institute, The New York Forum, Universidad de Michigan, Universidad de Georgetown y la Escuela de Negocios de Harvard, donde usualmente trata asuntos relacionados con liderazgo, globalización, gobierno corporativo y las oportunidades en la base de la pirámide.

www.ricardosalinas.com
English Español
Entradas Recomendadas
Últimas entradas
Ver todas las entradas
Categorías

 

Un modelo educativo diferente

Ocho-años

"El hombre razonable se adapta al mundo, el irrazonable persiste en intentar adaptar el mundo a sí mismo. Por lo tanto, todo progreso depende del hombre irrazonable."

George Bernard Shaw

Recientemente tuve el privilegio de acompañar a los alumnos de Plantel Azteca a su Ceremonia de Graduación. Naturalmente, aproveché para hablar sobre uno de los temas que más me interesan: la educación.

Lamentablemente, hoy vemos que la situación educativa en nuestro país es desastrosa y no percibimos la luz al final del túnel. Por el contrario, en una dinámica perversa, algunos grupos de supuestos “maestros” tienen en jaque a la población en estados como Oaxaca y Chiapas mientras los niños provenientes de los estratos sociales más vulnerables, y cuyo futuro está más comprometido, están en riesgo de perder el año escolar.

Pero no sólo me preocupa la coyuntura: desafortunadamente, el modelo de enseñanza -propio del siglo XIX- es totalmente obsoleto, porque privilegia la memoria y la obediencia sobre la razón y la creatividad. Además, en México, el sistema educativo es una gran empresa paraestatal que no está dando resultados: aún padece de una estructura estatista, centralista y burocrática, sin transparencia ni rendición de cuentas.

Es nuestro deber denunciar esta situación y exigir un cambio porque se está robando el futuro a los niños y jóvenes de nuestro país y el país necesita urgentemente un Cambio Cultural.

Por otro lado, debemos considerar que el maestro, que es una pieza fundamental para lograr un modelo educativo exitoso, ha sido descuidado: él necesita operar en un sistema estable, predecible y con reglas claras.

Hoy más que nunca, México necesita transformar su modelo educativo para hacerlo más descentralizado, menos burocrático y donde el alumno y el maestro se ubiquen al centro del esfuerzo formativo. Debemos invertir mucho más en los profesores, porque aunque ellos buscan hacer las cosas bien, muchas veces el sistema no se los permite.

En Plantel Azteca demostramos que se pueden hacer las cosas de manera distinta, porque sabemos que la educación es la piedra angular de nuestro futuro: es la única forma de progresar en lo personal y como país.

Nuestro modelo educativo privilegia la razón sobre la memoria, el pensamiento crítico sobre la obediencia, el trabajo en equipo sobre el individualismo y se fomenta la disciplina, la búsqueda de la excelencia y la creatividad. En Plantel Azteca realmente “aprendemos a aprender”.

Además, nuestros alumnos tienen acceso a las mejores tecnologías, técnicas y actividades: como nuestro programa de neurolingüística, la Orquesta Esperanza Azteca, el Taller para Emprendedores o el equipo de jóvenes que participa en los concursos internacionales de robótica. Por algo la mitad de nuestros egresados, típicamente acceden a becas que van del 80 al 100% en las mejores universidades privadas de México, como el Tecnológico de Monterrey, el ITAM, la Universidad Iberoamericana, el CIDE y la Universidad Panamericana, entre otras.

En Plantel Azteca vemos que nuestro dinero se ha invertido bien ya que genera excelentes resultados. De manera que el tiempo y el dinero empleados en este proyecto están creando un enorme capital humano que transforma familias y comunidades enteras.

Recordemos que el capital humano es la forma de riqueza más importante que existe. Algunos alumnos de nuestro Plantel quizá pensarán: “No tengo dinero, entonces, no tengo capital”, pero ellos tienen el capital más valioso: sus ideas, conocimientos y creatividad, que son extraordinarias y su desempeño cotidiano así lo comprueba.

Llevamos casi dos décadas demostrando que se pueden hacer las cosas de manera distinta. En 1997 decidimos pasar de las palabras a la acción y hoy vemos los frutos. Simplemente este año, 190 chicas y chicos inician una nueva vida fuera del Plantel; una vida llena de sueños, ilusiones y oportunidades.

Pronto compartiré en este espacio los perfiles de algunos de nuestros egresados más destacados quienes, a pesar de enfrentar graves carencias materiales y un entorno social adverso, supieron aprovechar al máximo las oportunidades que les brindó Plantel Azteca.

Estoy seguro de que nuestros nuevos graduados escribirán historias de logros, satisfacción y orgullo, porque los jóvenes pueden y deben soñar en grande. Bien dice un proverbio chino que “el mejor momento para sembrar un árbol es 20 años antes”. Hoy este árbol le ha dado sombra y cobijo a más de 10,500 egresados que tienen un presente y un futuro brillantes.

Entradas Relacionadas:

Comentarios [8]
Comentar

Comentando en el Blog: Un modelo educativo diferente

Mostrar/Ocultar reglas para comentar

¿Estás de acuerdo con las reglas de publicación?

Nombre  
Dirección de Correo Electrónico  
Ubicación  
Su comentario  

26.octubre.16
Jésus Ignacio Talon Portes, TLALPAN, MÉXICO:

Las 500 compañías de la lista de la revista Fortuna, gastan miles de millones en investigación y desarrollo. Saben que las innovaciones no son optativas. Es la clave de la supervivencia. Saben que tienen que innovar, desafiarse, salir, invertir. Necesitamos nuevas mentes que moldeen la cultura en las aulas, los noticieros y las salas de programación. Necesitamos mentes nuevas que compongan canciones, hagan películas, redacten normas y planteen compañías. Necesitamos más innovadores y menos comentaristas. Menos críticos y más creadores. Menos imitadores y más soñadores. No le tengas miedo a pensar y a ser curioso. Por lo pronto... yo seguiré aprendiendo.

26.octubre.16
Jésus Ignacio Talon Portes, TLALPAN, MÉXICO:

“Cuando una idea ensancha una mente, esa mente nunca regresa a su forma original” (Oliver Holmes). Dios nos ha creado con la capacidad de seguir aprendiendo hasta que muramos. Aprender no es un lujo, es un derecho. Pero en algún lugar del camino, dejamos de ampliar la mente y comenzamos a vivir de recuerdos. Dejamos de crear el futuro y comenzamos a repetir el pasado. Y ese día dejamos de vivir y comenzamos a morir, porque dejamos de aprender. Cuando el alma se deja de asombrar, la mente deja de aprender. Si dejas de usar cualquier parte de tu cuerpo, incluso la mente, se atrofia, es el síndrome del desuso. Y cuando la mente se atrofia, el alma se marchita. A medida que más usemos el cerebro se crean nuevas conexiones entre las neuronas. La neurogénesis persiste en la vida del cerebro adulto, si es que sigues aprendiendo. “Educación” deriva de dos palabras en latín que significan “sacar hacia fuera”. Es curioso, porque cualquiera pensaría que significa “amontonar adentro”. La mayoría de los programas académicos giran en darnos conocimientos pero no en despertar nuestra curiosidad. La cosa es que en la vida perdemos lo más importante: el amor al aprendizaje y la curiosidad va muriendo. Cuando acumulamos conocimientos, rara vez llegan al alma.

23.julio.16
Adriana Espinosa Velasco, App Móvil [iOS]:

Veo con agrado que iniciativas como la suya están ayudando a muchos mexicanos a liberarse del círculo vicioso de la mala educación.

19.julio.16
Luis Orozco, D.F:

"Sólo se consigue, lo que se persigue", definitivamente un ejemplo a seguir... Abrazos enormes, felicidades y mil gracias por su labor. El Mexicano es Fuerte, Inteligente, Sobresaliente y Capaz de competir contra cualquier persona del mundo. Y tan es así que desde nuestros ancestros (Mayas, Aztecas) sólo había pirámides en pocas partes del mundo. Sólo las personas más capaces de aquel tiempo lograron tener inteligencia extrema y entre esas grandes culturas, existían nuestros ancestros. Lo admiro mucho porque usted saca la casta por los Mexicanos ante otros inversionistas y empresarios del mundo.

11.julio.16
ICGR, Tijuana:

Señor Salinas estoy de acuerdo con usted y como un ser que no se adapta a lo que simplemente le dicen, sino que cuestiona el por qué de las cosas y busca la verdad. Por eso con mis limitados recursos estoy luchando porque en México adoptemos más la forma de pensar judía que cristiana. Sé que va a ser una lucha titánica pero tengo el talento para hacer entender a los mexicanos que es vital nos desarrollemos sin miedos a pecados e infierno y aunque sé que hay cosas malas en la religión judía, la ventaja sobre los cristianos es abrumadora. Me despido dándole gracias por buscar que las cosas mejoren en este mundo.

07.julio.16
JULIO LABORIE,, Ciudad de México.::

La educación que da Plantel Azteca hace la disyunción con la que da el irresponsable México/Nación, que desde hace tiempo se encuentra divorciado con la realidad. Estimado amigo, usted ya es sin duda una persona que “trascendió” mínimo ante esas más de 10,000 almas que tuvieron la oportunidad de ser y ubicarse más rápido hacia donde quieren ir en esta sociedad. Y estoy seguro que los padres o familiares de estos alumnos, están orgullosos y agradecidos de que sus hijos egresaron de esta Fundación. Por otra parte, es evidente que la situación educativa en nuestro país es desastrosa y que no existe el interés de Estado en cambiar. ¡Tan es cierto! que estas personas beneficiadas, sin su apoyo seguirían viviendo de alguna manera en la marginación, por lo que la educación recibida les da el derecho a participar, directa o indirectamente, en la gestión de la sociedad, como seres conscientes, cabales e íntegros que son, mejorando la vida en su comunidad. Sin otro en particular, siga en la reflexión obteniendo su energía y ¡ánimo!

07.julio.16
Dulce Zaragoza, Tlaquepaque, Jal.:

Admiro mucho la labor en general del Sr. Salinas al tener una fundación como la que tiene; en especial que ponga tanto empeño en la educación de los niños. Ojalá más gente con recursos hiciera lo mismo para que abrieran esas escuelas en diferentes partes del país, no nada más en el DF. Ojalá en sus planes entre abrir otro plantel en Jalisco, acá en Guadalajara tenemos niños muy inteligentes que ven desperdiciados sus talentos por falta de recursos de nosotros los papás, que vemos impotentes el poder darles alguna mejor oportunidad para su futuro. Felicidades por su labor y su blog.

07.julio.16
Esteban Larios, Toluca, Edo. de México:

Muy oportuna su opinión sobre el estado que guarda la educación en nuestro país. Coincido en que se debe revalorar el papel del maestro y brindarle las condiciones y herramientas necesarias para desempeñar su importante función. Por otro lado, se debe romper con el pernicioso control del magisterio que ejercen ciertos grupos en estados como Oaxaca y Guerrero, pues si alguna vez tuvieron intenciones válidas, hoy en día se han convertido en grupos de interés que en lo último que piensan es en la educación de los niños.

CERRAR

Enviar