Ricardo Salinas Pliego

Ricardo Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.
"Tenemos la obligación de imaginar un mejor futuro y después buscar la forma de llegar a él."
Noticias
regresar

El Microfinanciamiento fue Iniciativa Primordial del 2005

  • Grupo Salinas Establece Estándares Globales en Microfinanciamiento con Programas Innovadores

Ciudad de México, 19 de diciembre de 2005. – En un año de desastres naturales y de una necesidad de crecimiento económico global continuo en el mundo, el microfinanciamiento se enfoca en atender los intereses sociales y financieros mundiales, de acuerdo con Grupo Salinas, líder mexicano en iniciativas de microfinanciamiento.

Como lo muestra el creciente número de políticos, economistas, y líderes de negocios, quienes han identificado al microfinanciamiento como una forma efectiva de crear oportunidades para millones de personas, la Organización de las Naciones Unidas declaró el año 2005 como “El Año del Microcrédito,” y en los últimos doce meses, un gran número de conferencias en el mundo se han enfocado en una amplia gama de temas de microfinanciamiento. Hacia fines del 2005, la atención en el microfinanciamiento continúa con gran fuerza.

Uno de los ejemplos más destacados que ilustra el poder del microfinanciamiento en 2005 fue la creación de dos fondos importantes para apoyar tales iniciativas en el mundo. En noviembre, el fundador de eBay, Pierre Omidyar donó US$100 millones para desarrollar soluciones para la pobreza mundial con base en el mercado. Aunado a ello, hace un mes, el ex-presidente Clinton de EUA, lanzó un fondo de microfinanciamiento valuado en US$75 millones que contempla recursos de varias instituciones de beneficencia, de agencias de desarrollo patrocinadas por el gobierno, y de compañías multinacionales, que incluyen a Deutsche Bank, el Banco Cooperativo Británico, Hewlett-Packard, y Merrill Lynch.

En 2005, el microfinanciamiento también surgió como una solución viable para ayudar a reconstruir las comunidades que fueron devastadas por desastres naturales. Desde las áreas afectadas por huracanes en México y en EUA, hasta comunidades devastadas por tsunamis en Asia, y victimas de temblores en Pakistán; los modelos de microfinanciamiento tienen la capacidad de reforzar de manera importante programas de asistencia del gobierno y otros.

En su parte medular, el microfinanciamiento se enfoca en el nivel local y crea emprendedores quienes a su vez, generan empleos en sus comunidades. Este modelo permite el desarrollo sostenible en sociedades y países – y retribuye en cualquier etapa del proceso. En México, Grupo Salinas ha desarrollado “Empresario Azteca”, un activo programa de microfinanciamiento que ofrece préstamos, a través de su segmento financiero Banco Azteca, de hasta US$3,000, a plazos que van de 13 a 104 semanas. Los créditos no requieren las mismas garantias crediticias por parte de los emprendedores, en comparación con las solicitadas por la banca comercial; y como banco comercial no tradicional que es, Banco Azteca motiva la confianza de las personas que normalmente no acudirían a un banco.

Sin embargo, el microfinanciamiento no solamente tiene que ver con crédito. Grupo Salinas, a través de Banco Azteca, también ofrece cuentas de ahorro que pueden ser abiertas por US$5, seguro básico para el mercado masivo, y apoyo empresarial, desde cobertura médica hasta capacitación gratuita sobre “como empezar su propio negocio.”

El microcrédito exitoso tiene que ver con una buena calidad crediticia, y Grupo Salinas ha establecido sistemas que permiten monitorear y administrar efectivamente el riesgo crediticio para préstamos semanales de baja denominación. Grupo Salinas es socio fundador de Círculo de Crédito, el único buró de crédito enfocado en el mercado popular, generando la información de este segmento de la población desatendido por otras instituciones financieras.

“El sector privado, incluyendo organizaciones como Grupo Salinas, necesitan tomar el liderazgo en iniciativas de microfinanciamiento, y no permitir que todo el peso caiga en organizaciones gubernamentales y de beneficencia,” comentó Ricardo B. Salinas, Presidente y Fundador de Grupo Salinas. “A través de la combinación de nuestras tiendas Elektra y Banco Azteca, Grupo Salinas abre semanalmente 50,000 nuevas cuentas de ahorro y otorga 80,000 préstamos a personas de la clase trabajadora que promedian US$254 cada uno, un importante logro considerando que el 70% de la población en México no está bancarizada.”

A través de éste y otros esfuerzos, las iniciativas de microfinanciamiento en México se han desarrollado sustancialmente, y continúan eliminando barreras a las que se enfrentan pequeñas empresas, un elemento importante del desarrollo empresarial. De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), 40% del Producto Interno Bruto de los países de América Latina, proviene de las microempresas, y el BID espera que esta cifra crezca en 2006. Debido a que Banco Azteca se expande a través de América Latina, sus servicios de microfinanciamiento ofrecerán oportunidades similares en varios países.

"Los microcréditos permiten a las personas de bajos ingresos salir de su condición de pobreza a través de practicas empresariales,” indicó el señor Omidyar al Financial Times el mes pasado. “La industria del microfinanciamiento ha mostrado que brindar apoyo a las personas de bajos ingresos para la superación económica, puede ser un negocio rentable.”

Más allá de la ayuda que los gobiernos pueden proporcionar a los pequeños emprendedores, el sector privado se erige como una fuente de apoyo financiero para áreas en vías de desarrollo en el mundo. La creciente importancia del microfinanciamiento, en conjunto con su mayor popularidad en los mercados del mundo en desarrollo, es una tendencia global con fuerte inercia. En el año 2006 habrá circunstancias impredecibles en los ámbitos económico, político y del medio ambiente, en donde el microfinanciamiento jugará un papel primordial.