Ricardo Salinas Pliego

Ricardo Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.
"Tenemos la obligación de imaginar un mejor futuro y después buscar la forma de llegar a él."
Noticias
regresar

El botón de Ricardo Salinas Pliego

Milenio

Cubículo Estratégico

Carlos Mota

20 Mayo 2011

Me llama la atención la delgada cobertura que han tenido las declaraciones que ha hecho Ricardo Salinas en su blog. Ácidos, muchos comentaristas públicos se aprestan a replicar, criticar o comentar lo que dicen, por ejemplo, Carlos Slim o Emilio Azcárraga, sobre todo cuando se pronuncian sobre espinosos temas. Pero ahora que Salinas Pliego ha escrito una reflexión sobre el duopolio de la televisión… esas audiencias han hecho mutis.

Ricardo describe con particular sencillez por qué no existe tal condición duopólica que muchos acusan. Por una simple razón: el televidente que lo desee, y que no guste de ver los canales de Azteca, tiene al alcance de un botón de control remoto otra oferta televisiva:

“Si a un televidente le disgusta alguno de los programas de Azteca puede cambiar a un canal de Televisa con sólo pulsar un botón en su control remoto; y si este canal tampoco le convence puede transitar en un instante al canal 11, 22, al 28, 34 o al 52 —no obstante, las cifras demuestran que a millones de televidentes les gusta lo que hacemos en Azteca— y eso no es accidental porque de satisfacer las preferencias del televidente nos aseguramos todos los días, ésa es nuestra pasión y responsabilidad.”

En un monopolio o duopolio el consumidor no tiene la opción de elegir, pues está “atrapado” y debe comprar a un solo oferente (o a dos).

Ricardo tiene razón. Es más, si uno hablara, por ejemplo, de un supuesto “duopolio” en la industria de salas de exhibición cinematográfica, compuesto por Cinemex y Cinépolis, hasta sería más fácil describirlo, diciendo que si no te gusta el de Germán Larrea, te puedes ir al de Alex Ramírez, o viceversa, además de que se requeriría algo más que un “botón de control remoto” (habría que tomar el auto, salir del centro comercial, ir a otro lugar, etcétera). Y ni con ello se justificaría, pues ahí está la competencia de la Cineteca Nacional o el cine de la UNAM.

El “botón del control remoto” es el argumento más poderoso —por su sencillez— que da al traste con las elucubraciones sobre la existencia de un duopolio en la televisión mexicana.

Haría falta ver quién supone Ricardo que es el que está detrás de aquella elucubración. Cuestión de leer su blog.