Ricardo Salinas Pliego

Ricardo Salinas Pliego es un empresario mexicano, Fundador y Presidente de Grupo Salinas. Es un hombre cuyas convicciones y pensamiento se reflejan claramente en su obra así como en sus actividades empresariales. Es un hombre de familia, forjado en el valor del trabajo, la tenacidad, el esfuerzo y la pasión para alcanzar los sueños. Se considera un optimista nato.
"Tenemos la obligación de imaginar un mejor futuro y después buscar la forma de llegar a él."
Noticias
regresar

El caso de fundación azteca

Milenio

Álvaro Cueva

01 Abril 2011

El miércoles fue un día muy importante para la historia de la televisión de nuestro país: nació Fundación Azteca Chiapas.

¿Y? ¿Qué tiene eso de importante? A lo mejor usted vive en Monterrey, Guadalajara o Torreón y no le importa lo que pasa en Chiapas.

Tiene de importante que es un parteaguas en los mecanismos de responsabilidad social con que se venía trabajando en nuestro país.

A partir del nacimiento de Fundación Azteca Chiapas muchas cosas van a cambiar: la relación entre los medios y los gobiernos estatales, la forma como se va a utilizar la pantalla para ayudar a la gente, el desarrollo social.

Esto va más allá de la típica nota corporativa que de repente aparece en un canal de televisión y a la mañana siguiente se olvida. A mí me tiene muy impresionado.

¿Se acuerda usted de cómo empezó Fundación Azteca? Hace casi quince años, cuando los canales Azteca 13 y Azteca 7 eran jóvenes, cuando la guerra de las televisoras estaba más violenta que nunca, apareció Fundación Azteca.

Era la primera vez que en los grandes medios mexicanos se hablaba de una fundación, de un organismo encargado de ayudar a la sociedad de una manera seria, organizada, transparente.

Sí, antes había habido muchos esfuerzos en muchos canales que juntaban comida, cobertores o donativos, pero nada profesional, gigante, sistemático.

No tengo que mencionarle todo lo que Fundación Azteca ha hecho por México desde que se presentó. Hay libros que documentan cada uno de sus esfuerzos.

Alguna vez entrevisté a Esteban Moctezuma, su presidente, sobre si esto era una bonita estrategia para evadir impuestos por parte de Grupo Salinas y me dijo cosas que me sorprendieron.

Fundación Azteca, por ejemplo, no toca el dinero que llega cuando se organizan campañas como Movimiento Azteca. La ayuda le entra directamente a la causa que se promueve.

No hay negocio, al contrario, se genera un gasto porque los tiempos de la televisión cuestan, y cada vez que se presenta alguna actividad de Fundación Azteca se utilizan los tiempos de los canales de Grupo Salinas.

El caso es que el impacto de Fundación Azteca ha sido tan grande desde que comenzó a trabajar en 1997, que a partir de ahí otras empresas, mediáticas o no mediáticas, empezaron a sacar sus fundaciones (más las que ya existían).

¿Qué hubiera pasado si nunca se hubiera creado Fundación Azteca? ¿Hubieran nacido las otras fundaciones? ¿Se hubiera ayudado a tantas personas y a tantas causas en los últimos años?

Bueno pues haga de cuenta que el miércoles pasado esto volvió a comenzar. Grupo Salinas sorprendió a propios y extraños con el nacimiento de Fundación Azteca Chiapas.

Sí, es una Fundación Azteca pero única y exclusivamente para ese estado de la República.

Póngase a pensar, por favor, en los beneficios que esto le va a traer a Chiapas.

La gente de ahí va a ser atendida por especialistas de ahí, por hombres y mujeres que conocen sus necesidades, sus usos y costumbres y, en consecuencia, se van a poder hacer más y mejores campañas. Se va a poder ayudar a más personas.

Así como Fundación Azteca fue el principio de algo bueno en 1997, Fundación Azteca Chiapas va a ser el principio de algo todavía mejor.

Imagínese si, además de Fundación Azteca, se creara una red de Fundaciones Azteca en cada uno de los estados de nuestro país.

Una Fundación Azteca Chiapas pero también una Fundación Azteca Nuevo León, una Fundación Azteca Jalisco, una Fundación Azteca Tabasco, una Fundación Azteca Durango.

Es como un sueño hecho realidad porque esto permitiría atender más necesidades y reaccionar de una manera más efectiva ante situaciones de emergencia como terremotos e inundaciones.

¿Ahora entiende cuando le digo que esto es un acontecimiento histórico? No existe nada igual en ninguna otra televisora mexicana. Se va a poner muy bien.

Algunos de los programas de Fundación Azteca han recibido reconocimientos internacionales y han cambiado la vida de miles de personas como el de las ciudades rurales, el de las orquestas Esperanza Azteca y el de las parteras profesionales.

Sí, yo sé que es muy probable que usted viva en otra realidad o que cuando sintoniza su televisor se fije en otras cuestiones, pero esto también tiene que ser dicho.

Las ciudades rurales son una de las grandes aportaciones de México al mundo, una idea que combate la dispersión poblacional y que permite que cientos de personas que antes no tenían ni servicios, progresen y entren a los grandes temas del siglo XXI como Internet y las redes sociales.

¿Y qué me dice de los niños que antes vivían en situaciones extremas y que ahora aman el arte gracias a las orquestas Esperanza Azteca o de las vidas que han salvado las parteras profesionales?

Aquí está pasando algo bueno. Bienvenida Fundación Azteca Chiapas. Bienvenida una nueva era en la historia de nuestra televisión.